Página 34: Que te rompan la inocencia

Diario no íntimo

08-03-2022 • 35 minutos


Este episodio fue uno de los más difíciles de hacer. Me tembló la voz, me sudaron las manos, me enojé, se me entrecortó la voz, lloré, me volví a enojar.

El 8 de marzo de 2018 fui a la marcha por el día de la mujer que se hizo en la Ciudad de Buenos Aires. No fue la primera ni la última marcha feminista pero fue especial y la que nunca voy a olvidar. La marcha terminaba en el Congreso de la Nación Argentina y en las rejas de la plaza de enfrente había un cartel con varios marcadores colgando. Arriba de todo, bien grande decía “Los abusos de m3nor3s siguen prescribiendo, basta de prescripción” y abajo había escrito varios nombres, muchos, casi todo el cartel completo lleno de nombres de hombres abusador3s, golpeador3s, violentos y demás.

Quedé unos minutos leyendo todos los nombres y denuncias escritas. Junté fuerzas, agarré un marcador, respiré hondo y como pude, porque me temblaba todo el cuerpo y la vista se me había nublado con las lágrimas, escribí por primera vez su nombre y al lado puse “abusad0r de menor3s”.

Si al escuchar este episodio, sentís que querés escribir, descargarte o compartir lo que te pasó, podés escribirme a holavir@mehacebienescribir.com. No estás sola, yo también estoy tratando de reconstruirme después de todo lo que me tocó vivir.

Link al post con la información del episodio: https://mehacebienescribir.com/pagina-34-que-te-rompan-la-inocencia

Te invito a sumarte a mi lista de suscriptores: https://mehacebienescribir.com/lista/

Y también a mi canal de Telegram: https://t.me/mehacebienescribir


Aviso: El siguiente episodio esta destinado solo para personas adultas. También hago esta aclaración porque voy a hablar sobre temas que te pueden sensibilizar y quizás estás en un momento en el que preferís no escuchar sobre temas sensibles. Si es así, poné pausa y hacé o escuchá otra cosa que te haga sentir bien. Y si te quedás escuchando el episodio, gracias, muchas gracias.


**El contenido que comparto está basado en mi experiencia y en lo que voy aprendiendo en el proceso de resignificación de mi historia de vida. Todo lo expuesto no reemplaza un espacio terapéutico ni el trabajo de las personas especialistas en salud mental.**