PODCAST

La mesa de la cocina

Gonzalo Altozano

No se trata de un podcast de cocina, ojo. Lo del nombre es para subrayar la dimensión doméstica del asunto: un boli pilot azul, un cuaderno de notas de tapa blanda, una grabadora, una pila de libros, un micrófono, algo que contar y eso, una mesa, la mesa de la cocina.

Retrato al minuto de Julia Urgel
31-03-2022
Retrato al minuto de Julia Urgel
La celebración de un acto multitudinario para dentro de diez días con todo por hacer. Conseguir un dromedario para una sesión de fotos con una modelo en el desierto. Entrevistar en portada a una estrella de Hollywood ganadora de un Oscar o dos. Que una celebrity internacional sea imagen de campaña de una firma española. Sentar en una mesa a un número de prominentes mujeres desconocidas entre sí y que terminen la cena con la sensación de ser amigas del colegio. Posicionar una marca recién registrada que por ahora solo cuenta con mucho talento, tremendas ganas y un rollazo bestial… ¿A quién llamamos? A Julia Urgel. Relaciones públicas, organizadora de eventos, profesora de universidad, colaboradora periodística, madre de familia y, últimamente, empresaria. O sea, una heroica superviviente al intento diario de ser mujer. Con una agenda de contactos de las más completas de Madrid, Julia cuenta con una solución y una sonrisa para cada apocalipsis, se le ve siempre rodeada por los mejores, sabe identificar las necesidades de las marcas según las ve entrar por su agencia, el arte del mix and match le sale solo, donde más cómoda se siente es entre bambalinas, tiene oficina abierta en las salas de embarque de todos los aeropuertos, sueña con entrevistar a Meryl Streep y a Sofia Coppola y si de algo ha de morir que por favor sea del síndrome de Stendhal. Texto y voz: Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Diseño: Estudio OdZ. Contacto: galtozanogf@gmail.com Twitter: @GonzaloAltozano Instagram: @galtozanogf Ivoox, Spotify y Apple. Boletín informativo:
'El rebaño', con Jano García
07-03-2022
'El rebaño', con Jano García
Recuerdo la primera vez que entrevisté a Jano. ¡La cantidad de gente que me felicitó! No por la entrevista en sí (un poco, también), sino por el entrevistado. Lo sorprendente fue que a casi ninguno de los que me dio la enhorabuena los imaginaba yo interesados en política. Y era así. No lo estaban. Hasta que Jano irrumpió con su discurso en las pantallas de multitud de dispositivos móviles. ¡Cómo no iba a resultar atractiva para un numeroso público huérfano de referentes mediáticos la opinión de este treintañero bien parecido, mejor informado, con mucho mundo, lecturas acumuladas, claridad expositiva, capacidad de trabajo, sentido común y un sentido menos común hoy en día: sentido del humor! Normal que escriba un libro y este se coloque en los primeros puestos de los más vendidos, antes incluso de salir de imprenta. La conversación que sigue toma como pretexto ‘El rebaño’, el último título de Jano, la crónica documentada de cómo Occidente está tomando la vertical que lleva derechita al carajo. Así en el libro como en la charla, Jano radiografía qué cosa es la alogocracia, se planta ante las masas de acoso, señala los caballos de Troya que ya acampan dentro de los límites de lo que queda de civilización, lamenta la falta de reacción popular frente a las arbitrariedades y abusos del poder y se ríe de los jetas subvencionados anunciadores de apocalipsis que nunca terminan de acontecer. Se estará de acuerdo con él o no, pero es innegable que al tío se le entiende todo. Entrevista conducida por Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Diseño: Estudio OdZ. Contacto: galtozanogf@gmail.com Twitter: @GonzaloAltozano Instagram: @galtozanogf Boletín informativo: iVoox, Spotify y Apple.
'Vatio', con Alfonso J. Ussía
25-02-2022
'Vatio', con Alfonso J. Ussía
Reza la maldición que el talento literario no se hereda y, si se hereda, se salta una generación. Con ‘Vatio’, su segunda novela, Alfonso J. Ussía ha roto el maleficio. Una vez más, la fortuna ha favorecido a los audaces. En lugar de intentar vivir de las rentas literarias perpetrando, qué sé yo, el tratado de las buenas maneras IV, Alfonso ensayó un camino propio con ‘Vatio’. Le echó un par escribiéndola. Y antes, le echó otro par viviéndola. La novela narra los años en que un jovencísimo Ussía fue chico para todo de Antonio Vega, con lo que el puesto implicaba de incursiones diarias a los poblados de la droga. Alfonso sí ha visto cosas que nosotros no creeríamos. ‘Vatio’ también cartografía el mapa de locales de ensayo y salas de concierto de un Madrid, el de los primeros 2000, que ya exige su nostalgia y su relato propios. En el proceso, el autor dibuja un retrato del artista, Antonio Vega, alejado del cliché del chico triste y solitario. Qué tipo tan entrañable y divertido debió de ser. ‘Vatio’ puede leerse como la exitosa resolución de una íntima frustración: la de haber fracasado como compositor de canciones pop. Vale que Alfonso J. Ussía no sea capaz de escribir ‘La chica de ayer’ (¿quién lo es, aparte de Antonio Vega?), pero el tío ha hecho una novela que ya le gustaría haber firmado a muchos. Se ha ganado el respeto de una crítica despiadada para la que el nombre y el apellido del autor no tenían por qué suponer aval alguno, si acaso, lo contrario. Hablo de los Víctor Lenore, los Alberto Olmos, los Diego Manrique, los Iñaki Domínguez, los Edu Galán o los Manuel Jabois, entre otros. Con ‘Vatio’, la carrera de Alfonso J. Ussía no ha hecho sino comenzar.
Retrato al minuto de Coco Robatto
13-02-2022
Retrato al minuto de Coco Robatto
Cuando de niño le preguntaban qué quería ser de mayor, Coco Robatto respondía: dinosaurio. Hoy es senador del Reino de España. Que cada uno saque sus conclusiones, siempre que no sean equivocadas. A diferencia de tantos senadores, Coco no es un dinosaurio de la política. Su carrera no ha hecho sino empezar. Esperemos que no dure eternamente. Me explico. Coco nunca pensó dedicarse a la política (mucho menos lo pensaron sus profesores del colegio, a los que traía por la calle de la amargura). Si abandonó su bien remunerado trabajo en una de las big four fue por su preocupación ante la hora difícil del país. También, porque se lo pidió un amigo: Santiago Abascal. Y es que por un amigo, Coco es capaz de lo que sea. A Coco no se le ha visto nunca hacer acepción de personas, incluso con aquellas con las que es mejor que no te relacionen, no por nada, sino porque no atraviesan su mejor momento. Si son amigos, Coco nunca dejará de invitarlos a una de las divertidísimas cenas que organiza todas las semanas. Además de buen amigo, Coco es buen hijo. Que su padre sea un pez gordo de los negocios, no significa que él sea un niño de papá. Todo lo contrario. Bien temprano, Don Jacobo le advirtió de que no escatimaría gastos en sus estudios; para caprichos, en cambio, Coco tendría que apañárselas él solo. Eso hizo. Su primera moto se la compró con los ahorros acumulados en los más variopintos empleos. Coco es también buen padre, por más que a tan corta edad sus dos pequeños hayan experimentado la vergüenza ajena y el susto de ver al autor de sus días disfrazado de Spiderman. Buen amigo, buen hijo, buen padre y, con más mérito todavía, buen ex marido. Ni entonces ni hoy Coco ha sentido celos del éxito profesional de Rocío Osorno; en todo caso, orgullo indisimulado. Todavía no he explicado mi deseo de que su carrera política no dure eternamente. Coincide con ese otro de trabajar algún día juntos, yo produciendo y él conduciendo un programa de viajes con el que revivir el fabuloso tiempo español, cuando los dioses nacían en Extremadura y el sol no se ponía en nuestro imperio. Últimamente, algunos tratan de hacer pasar a Coco como un peaky blinder de la política, o sea, un energúmeno y un macarra de la cosa y la moral públicas. Nada más alejado de la realidad. Sus detractores deberían saber que para ser caudillo fascista a Coco le sobra una cosa: su sentido del humor. Episodio escrito y narrado por Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Diseño: Estudio OdZ. Contacto: galtozanogf@gmail.com Twitter: @GonzaloAltozano Instagram: @galtozanogf En iVoox, Apple y Spotify
Retrato al minuto de Juanma Pérez Noya
31-01-2022
Retrato al minuto de Juanma Pérez Noya
No le cites a una reunión a las 9 de la mañana. No se presentará. Solo puedes contar con él a partir de la 1 del mediodía, siempre que no le atrape uno de esos atascos que, sospechamos, únicamente existen en su imaginación. Cualquier pretexto es bueno para alargar el sueño reparador de una noche hasta las tantas. Eso sí, cuando por fin le veas llegar a la redacción con sus andares de galán de barrio, una de sus camisetas de fútbol y el tupper en bandolera, sabrás que puedes contar con él para lo que necesites. Como compañero, como buen compañero, no tiene rival. Si Felipe González decía de Manuel Fraga que el Estado le cabía en la cabeza, de Juanma Pérez Noya puede decirse igual, aplicado a la televisión. El tío sabe cómo funciona el invento ese, más allá del conocimiento básico de sintonizar canales. A Juanma le he visto conducir programas, presentar y despedir a invitados, editar desde plató, improvisar soluciones a una conexión fallida y dar órdenes a control con un lenguaje de signos tan ininteligible como imperceptible, todo a la vez, en directo, sin perder el ritmo ni la compostura, y con la muñeca rota. A su conocimiento del medio, hay que sumar una memoria minuciosa de los momentos estelares de la tele, con predilección por los más hilarantes. Todos los almacena Juanma en su móvil, siempre al máximo de su capacidad. Qué no darían los guionistas de los programas de zapping por su contenido. En la vida de Juanma Pérez Noya hay un punto de inflexión. La vez que, todavía niño, vio en pantalla a las Cacao Maravillao, la versión achocolatada de las Mamachicho. Un boquiabierto y diminuto Juanma supo entonces cuál sería su pasión en la vida. ¿La tele? No, lo otro. Episodio escrito y narrado por Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Diseño: Estudio OdZ. Contacto: galtozanogf@gmail.com Twitter: @GonzaloAltozano Instagram: @galtozanogf iVoox, Apple y Spotify.
'Tipos de vuelta', con Fernando Paz, Fernando Díaz Villanueva, Rafa Núñez Huesca y Gonzalo Bans
20-01-2022
'Tipos de vuelta', con Fernando Paz, Fernando Díaz Villanueva, Rafa Núñez Huesca y Gonzalo Bans
Lejos de mí la funesta manía del autobombo, pero no todos los años uno coloca un libro en el mercado editorial. Se titula ‘Tipos de vuelta’ y es un recopilatorio de entrevistas a doce personajes de la vida pública española a quienes lo que los demás tengan que decir de ellos les trae sin cuidado, si alguna vez les importó. El título todavía encierra una segunda acepción: los entrevistados representan cada uno distintas maneras de no medir sus palabras, de no cogérsela con papel de fumar o, si se prefiere, de haber vivido y seguir viviendo montados en la polémica. Ninguno de los tipos de vuelta coincide con los amigos a los que me he referido en el arranque. Estos son: Fernando Paz, Fernando Díaz Villanueva, Rafa Núñez Huesca y Gonzalo Bans. Vaya cartelazo, ¿no? Por una vez, y sin que sirva de precedente, en el episodio no soy yo el de las preguntas, sino el de las respuestas. Son ellos, mis cuatro amigos, los que dirigen la conversación. El coloquio tuvo lugar durante la presentación del libro en el salón de grados de mi otra casa, el CEU, en la calle Julián Romea, una tarde de diciembre que recordaré feliz, y en la que comencé a vislumbrar la curva de regreso, esa que toman los que están de vuelta. Episodio producido por Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Diseño: Estudio OdZ. Contacto: galtozanogf@gmail.com Twitter: @GonzaloAltozano Instagram: @galtozanogf iVoox, Apple Podcast y Spotify. Tipos de vuelta:
'Lo bello y lo terrible', con Natalia Sanmartin
24-12-2021
'Lo bello y lo terrible', con Natalia Sanmartin
A Natalia Sanmartín no le gusta que le diga que no está en los círculos literarios, por más que se le espere. No le gusta no porque no sea verdad. Que lo es. No le gusta por si alguien pudiera darse por ofendido. Ella es así. Delicada. Lo es en su día a día y también en su escritura, rara por infrecuente. Sin embargo, pocos autores como ella han cuestionado con tanta contundencia el estado actual de las cosas. Lo hizo con su primera y, de momento, única novela: ‘El despertar de la señorita Prim’, en el fondo una declaración de guerra al mundo moderno. ¿Qué pasa? Que muchos lectores se quedaron en la superficie del libro, la de las capas de azúcar y crema. Pero la novela tiene un segundo nivel de lectura. Y hasta un tercero, donde habitan las verdades que, a lo largo de los siglos, han conmovido los corazones de los hombres, han hecho que las piedras hablaran. Tiene gracia: aquí todos escribiendo libros con la nada secreta intención de encaramarse a la lista de los más vendidos y llega Natalia Sanmartín, tan indiferente a las vanidades del mundo, tan feliz en su pequeño reino afortunado de Rivendel, y lo logra, sin esfuerzo aparente. Qué honor, qué inmenso e inmerecido honor, contarla entre mis amigos. Entrevista conducida por Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Diseño: Estudio OdZ. Contacto: galtozanogf@gmail.com Twitter: @GonzaloAltozano Instagram: @galtozanogf También en Apple Podcast y Spotify.
'Cómo las élites controlan el mundo', con Fernando Paz
12-10-2021
'Cómo las élites controlan el mundo', con Fernando Paz
He estado incontables veces en casa de Fernando Paz y nunca le he visto beber lejía. Poco importa el desmentido. La descalificación es el precio de la disidencia. Si no puedes vencer con argumentos al adversario, ridiculízalo. Ya aviso de que con Paz van dados. El tío salió intacto de una de las campañas de descrédito más feroces que se recuerdan. Y con más merito aún: ante la inacción de los que tenían que rehabilitarle y no lo hicieron, se rehabilitó a sí mismo, con la pequeña ayuda de su familia y amigos y, como una numerosa extensión de estos, sus seguidores y lectores. Unos y otros estamos de enhorabuena. Fernando tiene libro nuevo. Se titula ‘¡Despierta!’ y es la crónica de cómo las élites están controlando el mundo. Abandonen toda esperanza los amigos de ver a Soros caracterizado con tridente, oliendo a azufre. El trabajo de Paz es cosa seria, documentada, con aparato crítico. Por eso habla de Soros en su auténtica dimensión, que es una dimensión enorme. También habla de Bill Gates. Y de la Trilateral. Y de la ONU. Y del Partido Comunista Chino. Y de BlackRock. Y del Santander. Y de la industria farmacéutica. Y de las big tech. Y de las eléctricas. Y de las verificadoras. Y de otros pescadores en el río revuelto de la pandemia. Dichosa edad y siglos dichosos aquellos en los que los señores del mundo actuaban al amparo de las tinieblas. Hoy levantan acta de cada una de sus fechorías, con luz y taquígrafos, despreocupados de que alguien articule contra ellos una denuncia. Que no se confíen. Nunca se sabe de lo que es capaz la sana desconfianza hacia el poder y la determinada determinación de un hombre solo y valiente. Entrevista conducida por Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Twitter: @GonzaloAltozano Instagram: @galtozanogf Contacto: galtozanogf@gmail.com También en Apple Podcast y en Spotify.
'Noticia de mi vida', con Carmen Rigalt
05-08-2021
'Noticia de mi vida', con Carmen Rigalt
Confieso que acudí a la entrevista con temblores de rodilla propios de un becario. Toda una vida leyendo a la Rigalt y por fin iba a conocerla. A mi irrefrenable propensión al mito sumé el acojone de que Carmen fuera una diva y me echase con cajas destempladas de su casa a la primera pregunta, antes incluso. Resultó lo contrario. Estuvo encantadora desde el comienzo. Si hasta se rio cuando confundí el ruido la máquina cortacésped con la thermomix de la cocina. Debió de pensar que era un tío graciosísimo, cuando solo soy un torpe que no acierta ni con los sonidos ni cuando rectifica. Por supuesto, no la saqué del error. El aparatoso trajín del jardinero no fue el único incidente de producción. Por dos veces sonó un timbre y pasó por delante, con su furgoneta y el altavoz a todo volumen, el chatarrero, figura a la que creía extinguida en la confluencia de la década de los 80 con la de los 90. Nada, en fin, que no haya podido arreglar César García en la fase de edición. Lo que no tuvo remedio fue mi temor reverencial por Carmen, que hizo que me dejara sin hacer un montón de preguntas, a pesar de que ella, como digo, fue todo ternezas y flores. ¿Ternezas y flores? ¡Dios mío! Parezco don Ramón de Campoamor y Campoosorio. O Luis María Anson. No. Luis María habría descrito a la Rigalt como la mulier fortis del periodismo patrio, la gran señora de la prensa española, una suerte de María Dolores Pradera de la columna, o una ansonada por el estilo. Lo que yo sí puedo decir de Carmen sin sonrojarme es que nunca he pasado delante de un texto con su firma sin detenerme a leer lo que había escrito. Y que a su edad la tía sigue siendo atractiva a rabiar. Como para de joven no haber vuelto locos a los más golfos reporteros de la redacción/whiskería del vespertino Pueblo. Entrevista conducida por Gonzalo Altozano. Sonido: César García. Diseño: Estudio OdZ. Contacto: galtozanogf@gmail.com Twitter: GonzaloAltozano Instagram: galtozanogf También en Apple y Spotify.